La utilización del agua es vital para muchos procesos industriales. El agua residual que queda es un gran contaminante ambiental si no efectuamos el tratamiento correspondiente. Es por ello que hay un gran interés por el programa de control de vertimientos para cada tipo de agua industrial.

El control de la emisión de aguas residuales industriales necesita saber el volumen de agua que se utiliza por unidad de tiempo y su calidad. También se requiere el conocimiento de las normas de calidad del agua que obtiene la industria y la que termina desechando.

En el siguiente post descubrirás más sobre el proceso necesario de las aguas residuales industriales. ¡Acompáñanos!

¿Qué son las aguas industriales?

Las aguas industriales son todas las aguas que se originan como consecuencia de la labor y actividad industrial. Después de ser utilizadas, deberán ser tratadas antes de devolverlas al medio natural o a la red de saneamiento; también pueden recibir tratamiento para su reutilización. 

Asimismo, como hay distintos tipos de aguas industriales, también se pueden destacar varias soluciones para el tratamiento de aguas residuales.

¿Qué industrias generan más aguas industriales?

Las industrias generadoras de grandes cantidades de aguas a causa de su actividad son numerosas. Las más destacadas son las empresas de los siguientes sectores:

  • Sector agroindustrial.
  • Sector textil.
  • Sector farmacéutico.
  • Sector químico.
  • Sector de la automoción.
  • Sector pieles y curtición.
  • Sector papelero.

Debemos tener en cuenta que cuando hablamos de las aguas residuales, cada una va a presentar unas determinadas características, siempre dependiendo de a qué industria pertenece, así como sus procesos productivos en particular.

Puede contar con mayor carga orgánica o menor, poseer diferentes conductividades y tener marcadas diferencias en las cantidades de los elementos tales como fósforo, detergentes, nitratos, aceites, grasas…; o metales pesados como níquel, mercurio, cromo y cobre.

Nunca vamos a dar con aguas iguales, puesto que podemos encontrar unos contaminantes en ciertas aguas y en otras no, por lo que es primordial una adecuada caracterización de las mismas.

Tratamiento de aguas residuales industriales

Muchas empresas que causan este tipo de residuos tienen su propia depuradora de aguas, cuya función es obtener unas aguas con mayor calidad, basándose en parámetros normalizados y logrando la normal reutilización de las mismas.

Los tratamientos del agua residual son:

  • Tratamiento físico

Esta etapa se refiere a una serie de tratamientos físicos con el objetivo de eliminar la contaminación de las aguas. Se persigue eliminar todos los residuos de mayor tamaño como, por ejemplo, grasas, aceites, arenas y sólidos de máximo tamaño.

En este proceso se utilizan tamices, filtros, separadores, desarenadores y decantación.

  • Tratamiento químico

Esta etapa se basa en una serie de tratamientos químicos que persiguen la eliminación de la contaminación de las aguas, acabando con las sustancias que generan dicha contaminación y que se encuentran disueltas en el agua.

Aquí se introducen bacterias en el agua, ayudadas por la oxigenación del agua. Trabajan en convertir la materia orgánica disuelta en el agua en flóculos, estos son separados del agua por medio de la sedimentación y decantación.

En dicho proceso se utilizan sistemas, aireación, lagunaje, fangos activados, lecho de turba y bacteriano, biocilindros, biodiscos, neutralización y reducción.

  • Tratamiento biológico

El tratamiento biológico se fundamenta en la utilización de bacterias y microorganismos, los cuales se alimentan de sustancias orgánicas biodegradables con el fin de buscar la eliminación de los nutrientes del agua. Consiste en la degradación de la materia orgánica contenida en las aguas por parte de microorganismos sobre un ambiente anaeróbico controlado.

Los residuos son tratados en una planta de biogás.

Diferencias en las aguas industriales

Todas las industrias, sin importar el sector en el que se ubican, generan inmensas cantidades de agua por medio de sus procesos, bien sean de fabricación, transformación, producción, limpieza, mantenimiento o consumo. Así que podemos observar gran diversidad de aguas residuales industriales, y es que dependiendo de la industria y de cómo son sus procesos productivos, estas cambian completamente sus características y, en consecuencia, pueden contener varios tipos de contaminantes. Es por ello que su caracterización acaba siendo imprescindible.

Cuando el agua ha sido utilizada y debe ser devuelta al medio natural, hay que verterla hacia la red de saneamiento o reutilizarla. Para que esto sea posible, debe ser tratada previamente. Si se da el caso de que ha sido devuelta al medio natural, el tratamiento tiene que asegurarse que el vertido no genere ningún impacto ambiental. Todo lo contrario, si es vertida a la red pública de saneamiento, la composición tiene que cumplir con los parámetros químicos y físicos propios de la normativa actual. 

Si el agua se reutiliza, deberá recuperar sus características de origen y cumplir la normativa que se aplica a la reutilización de aguas regeneradas.

Como sabemos, el agua es un recurso natural muy valioso y cada vez más escaso, por lo que es vital que las industrias puedan optar por su reutilización, siempre teniendo en cuenta el beneficio económico y ambiental que esto representa.

Planta de tratamiento de aguas industriales

La instalación de una planta de tratamiento de aguas industriales facilita la reutilización del agua, su vertido hacia la red de saneamiento pública y su devolución para el medio natural sin causar afectación al ecosistema. 

Así que es importante tener en cuenta que una planta puede utilizar ciertos mecanismos, dependiendo del tipo de industria donde se tiene que hacer la instalación y el tipo de agua que va a pasar a tratamiento.

Cratos: experiencia en plantas de tratamiento de aguas residuales industriales

En Cratos nos enorgullecemos de ser una empresa que se dedica a las instalaciones industriales. Contamos con amplia experiencia en la planificación y ejecución de cualquier trabajo que sea para facilitar el desempeño industrial, garantizando el bienestar de las personas, como con el tratamiento de aguas residuales industriales.

Además, nuestro equipo de profesionales altamente cualificados cumplen con los protocolos de seguridad para ofrecerte tranquilidad, fiabilidad y eficiencia a la hora de realizar cualquier instalación que necesites en tu empresa.

Contáctanos y solicita información sin compromiso.